Si bien la situación económica en España ha tenido algunas mejoras en los últimos 4 años, es un hecho que se ha reducido el gasto de consumo en los hogares, ¿por qué? Simplemente porque no hay la suficiente liquidez. El dinero en efectivo es escaso, debido principalmente a tres causas:

  • Desempleo, que si bien la tasa se ha reducido, sigue siendo muy alta, del 15,6% y aunque seguirá reduciéndose en los próximos dos años lo hará lentamente. España se destaca por ser un de los países con mayor tasa de desempleo en el mundo.
  • Otro problema es el mercado laboral ya que hay un nivel bastante bajo de población activa si se compara con la fuerza laboral potencial, lo cual quiere decir, que muchas personas han abandonado la búsqueda de un empleo.
  • En España, el 21.6% de la población vive en el umbral de la pobreza, el cual está establecido en un ingreso máximo de 8.500 € por año. Y aunque el año pasado hubo un repunte de 1.1% en la remuneración de los asalariados, la inflación media creció en un 1.7%, lo cual indica que los salarios medios perdieron poder adquisitivo.

Ante esta situación, ¿qué puedes hacer para poder tener un poco de liquidez y lograr adquirir algo que necesitas o solventar alguna obligación?

Puedes pedir un préstamo rápido. Este tipo de préstamo es aquel que está orientado a comprar bienes de consumo como un coche, electrodomésticos, remodelar la casa o para financiar necesidades específicas como pagar gastos médicos, la factura de la luz, matrículas de universidades, el pago de un viaje, etc. En este caso los montos que se requieren son relativamente moderados.

 Opciones para pedir un préstamo rápido hay muchas, desde la banca tradicional y entidades financieras, que te ofrecen más seguridad y garantía, o hasta los cientos de proveedores de préstamos que existen en línea, pero hay tantas ofertas que es confuso sabes cuál es la mejor, la que resuelve más rápido, la que tiene los requisitos más blandos o bien la que ofrece las tasas de interés más bajas.

Cuando te decides por un banco o entidad financiera, los requisitos suelen ser más estrictos, ya que necesitas de una nómina, DNI o tarjeta de residencia, garantías (aval o bienes), ser cliente del banco , no aparecer en las listas de la ASNEF, RAI o similares, entre otros.

En el caso de los cientos de proveedores de préstamos que existen hoy en día en línea, los requisitos que solicitan son muy pocos, como tu DNI o tarjeta de residencia y tu nómina, y para el caso de los autónomos, o jubilados también veces puedes acceder a un préstamos sin nómina. También, hay proveedores que no te prestan si estás en ASNEF pero hay quienes sí te otorgan prestamos con ASNEF.  

Un préstamo rápido, se llama así, por la velocidad en que te resuelven el préstamo, si bien hay proveedores que se pueden tomar hasta 5 días hábiles, la gran mayoría de ellos resuelven en plazos muy cortos que van de las 24 a las 48 horas, y en caso de que te otorguen el préstamo, te depositan en cuenta.  Sin embargo, debes de tomar en cuenta que las tasas a los que estos préstamos son concedidos son altas, y aunque por lo general un préstamo rápido no te cobra una comisión de apertura del crédito, los intereses son a partir de un 20-25% TAE en adelante.

 Ventajas de un préstamo rápido

  • Una de las principales ventajas de los préstamos rápidos es la velocidad con la que se tramitan y se obtiene el dinero, esto te permite hacer frente rápidamente a situaciones inesperadas en el muy corto plazo
  • Otras ventajas son el plazo de devolución flexible y el número de cuotas
  • No necesariamente tienes que decir para qué necesitas el préstamo

Desventajas de los préstamos rápidos

  • La desventaja principal, es el interés tan elevado con el que se concede el préstamo
  • El coste de los impagos

 ¿Cómo saber dónde pedir un préstamo rápido?

 Como ya lo mencionamos, en España hay cientos de proveedores de préstamos en línea, tantos que es difícil elegir el indicado, afortunadamente, existen sitios web que nos ofrecen una revisión de estos proveedores de préstamos en un solo lugar y en una sola página. Préstamos123 te ofrece este servicio sin ningún costo y sin ninguna obligación. 

En Prestamos123 podrás encontrar al proveedor de préstamos que se ajuste a tus necesidades, ya sea que necesites desde 50€ a 8000€ y puedas devolverlo en 10 días o hasta en 5 años, tenemos a los proveedores de préstamos que estás buscando.

Lo único que tienes que hacer es indicar el monto del préstamo y el plazo al que puedes pagar, incluso si estás o no en ASNEF. Con estos parámetros, Prestamos123 busca al proveedor o proveedores que se ajusten a lo que tú estás requiriendo. 

 Cuando eliges alguno de los proveedores que Prestamos123 te ha presentado, te mostrará un breve resumen sobre el monto que el proveedor te pueden llegar a prestar, l TAE, edad requerida, si acepta o no ASNEF, plazo de devolución y tiempo en el cual te resuelven tu solicitud. Además te permite ver información más a detalle del proveedor elegido, incluso te puede enviar directamente a la página web de este proveedor para que ahí mismo comiences a tramitar tu préstamo.

 Un ejemplo de lo que sería un préstamo rápido con alguno de los proveedores de préstamos sería:

 Si solicitas un préstamo de 2.500€ con un tiempo de devolución de 24 meses, es posible que te ofrezcan una tasa de 41,16% TAE abonando 154.56€ como pago mensual, y pagando finalmente un importe total de 3.709,32€ al concluir el plazo del préstamo.

 Un préstamo rápido es la solución ideal para personas con necesidad de dinero rápido. Prácticamente cualquier persona en España puede acceder a ellos, sin límite de edad a partir de los 18 años, con nómina o siendo autónomo o jubilado, con ASNEF, con o sin aval, con o sin bienes de garantía.

Acércate a Préstamos123 y encuentra al proveedor de préstamos rápidos que más te convenga, sin ningún costo adicional y sin ninguna obligación.